De estar pre-parado no se salva ni el papa

Tenemos un nuevo parado. Un caso extremo que confirma que todos somos parados en potencia. Y cuando digo todos, me refiero a todo dios: Benedicto XVI, el artista anteriormente conocido como Ratzinger, dimite. Aunque no se puede descartar que lo haga por vergüenza después de liarla parda sacando del portal al buey y la mula, parece ser que dimite porque ya no se ve capaz de llevar a cabo lo que su puesto de trabajo requiere. Vaya por dios. ¡Ratzinger, chiquillo, que si dimites luego no te dan la prestación por desempleo! Aunque, claro, ahora que lo pienso, no puede haberse equivocado. Es el papa, y todos sabemos que la infalibilidad es uno de sus superpoderes.

Hablando de superpoderes. Aquí, cuando cambia un gobierno, se habla de ‘traspaso de poderes’. Paparruchas. Traspaso de poderes es lo que se va a montar ahora en el Vaticano. Porque, digo yo, que lo de ser infalible y todas esas otras cosas que sólo un papa puede hacer tendrán que pasar de un pontífice al siguiente mediante alguna ceremonia mágica. ¿Será eso lo que harán en el cónclave? ¿Lo darán en televisión? ¿Han pensado en los índices de audiencia que tendría eso? ¿Lo presentaría Jordi González?

Volviendo al tema del Papa Pre-Parado (de aquí en adelante, PPP), al que le quedan dieciséis días de contrato. ¿Cómo será su cita para darse de alta en el Servicio de Empleo? Yo fui el año pasado, cuando la genial gestión del dinero público por parte de la Junta de Andalucía provocó que me mandaran al paro tres meses, y me preguntaron de qué había trabajado yo hasta el momento. Nunca olvidaré la cara de “ah, pero ¿eso existe?” que me puso el funcionario que me atendía cuando contesté que llevaba seis años trabajando como investigador. Por supuesto, eso no aparecía en el programa cuadriculado que había en su ordenador, así que me apuntaron a la lista del paro como dios sabe qué. ¿Le pasará lo mismo al PPP? ¿Le preguntarán a qué se ha dedicado los últimos años? ¿Aparecerá la profesión de pontífice en la cuadrícula? ¿Y el certificado de empresa? ¿Os imagináis al trabajador del servicio de personal del Vaticano preparando el papelito con las cotizaciones de los últimos 180 días? Porque supongo que lo pedirá, por si al final le dan la prestación. Pobre PPP, que va a tener que vivir ahora con el 70% de lo que venía cobrando, y sólo con el 50% a partir de septiembre. Menos mal que el alojamiento lo tiene arreglado ya, porque con eso no le llegaría ni para el alquiler. Que cuando abandone el cargo, ya tiene sitio en un convento, rodeado de monjitas, el muy bribón.

Por cierto, ¿alguien sabe si el twitter del papa lo lleva él? Es para escribirle y darle un consejillo: que pida la cita cuanto antes para lo del paro, que últimamente la vienen dando para quince días después de pedirla.

Papa_paro

Posible escenario a partir del mes de marzo.
Crédito: ni idea, la imagen me llegó por whatsapp. Pero gracias igualmente a quien echó esos cinco minutitos con el photoshop.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pre-Parados somos todos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De estar pre-parado no se salva ni el papa

  1. MJ dijo:

    Si es que está claro… de ir al paro no se salva ni dios!!!… El pobre, si es que ultimamente no está muy católico 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s