Y sin embargo trabajan

El mundo está lleno de charlatanes. Magufos que predican historias de ovnis tripulados por extraterrestres o casas encantadas llenas de fantasmas. Timadores que lo mismo te ayudan a contactar con un ser querido ya fallecido, que leen tu futuro en los astros y te eliminan el mal de ojo. Curanderos que te sanan poniendo sus manos sobre tu vientre o invocando a los espíritus para que ellos te protejan de todo mal. Vendedores de humo que igual te traen el último grito en pulseras mágicas que mejoran tu salud, que te ofrecen un remedio homeopático ultra-diluido capaz de curarte el resfriado en tan solo una semana.

Charlatanes todos ellos, los hay de dos tipos. Unos son engañabobos que se lucran con la ignorancia y/o desesperación de sus clientes. Otros son, simplemente, gilipollas que se creen cualquier conspiranoia que ven en un pseudo-documental de YouTube y van raudos a contarlo al plató de Iker Jiménez. De ambas familias, los más peligrosos son los que visten sus cuentos chinos con terminología científica para embaucar más fácilmente a sus víctimas. Nada mejor para hacer más creíble la estupidez que estás soltando que incluir cuatro o cinco palabras técnicas, y añadir al final que está “comprobado científicamente”. Y si ya lo rematas con un “conocido desde la antigüedad por los sabios de la milenaria <inserte-nombre-de-civilización-asiática>”, el éxito está asegurado.

Me gusta pensar que los científicos debemos hacer todo lo posible para cortar de raíz toda esta charlatanería disfrazada de ciencia. O al menos intentarlo. Por eso, esta noticia que apareció hace unos días en el diario ABC me llenó de todo menos de orgullo y satisfacción. Resulta que un físico de la Universidad del País Vasco (UPV) acaba de publicar un libro titulado “Sin embargo no se mueve”, en cuyo título pervierte la famosa cita atribuida a Galileo para defender que la Tierra es el centro del Universo y que todos los astros del cielo giran a nuestro alrededor. Lo malo es que, aunque parezca una broma, lo dice en serio. Y lo peor de todo es que es científico y profesor de universidad.

Es tan difícil resumir todos los hechos que este señor se está pasando por la piedra, que no sabría cómo hacerlo, la verdad. Este exponente de la ciencia patria defiende que la Tierra no rota sobre sí misma, y que el Universo entero gira alrededor de nosotros. Tecnología punta del siglo XIX, como un simple péndulo de Foucault o un pequeño giroscopio bastan para mostrar que la Tierra está en rotación. La fuerza de Coriolis que produce efectos medibles en nuestra atmósfera es el resultado de que nuestro planeta no es un sistema inercial. El paralaje y la aberración estelar muestran que la Tierra sigue una órbita alrededor del Sol. Pero da igual, no merece la pena argumentar con un individuo capaz de inventar una explicación fantástica y fantasiosa para cuadrar, dentro de su geocentrismo, cada uno de los hechos observados en los últimos cuatro siglos, que nos dicen a gritos que la Tierra no es el centro del Sistema Solar, y mucho menos del Universo. Explicaciones al nivel de la que da para el péndulo de Foucault, tal y como muestra el físico de la UPV en su blog (un blog que, todo sea dicho, es para echarle de comer aparte):

“Un observador en la Tierra está en reposo absoluto mientras el firmamento con todo su contenido material, incluido el plano del péndulo, es un sistema girando como un todo en sentido horario”

Sublime. Propio de una mente fuera de lo común. Aunque no estoy seguro de que sea por el lado de los listos.

¿Por qué un científico titulado que ejerce como profesor en una universidad española rescata un modelo refutado hace 400 años? Aunque el primer porqué que le viene a uno a la cabeza es el siempre útil “porque gilipollas hay en todos sitios”, me temo que la explicación no es esa, sino que viene incluida en la noticia de ABC:

“(el autor) asegura que su libro, que tiene un precio de 15 € en internet, está indicado especialmente para católicos con buena formación en ciencias”

“(el autor) tiene una visión creacionista de la formación del Cosmos, y en su blog dice que el Génesis 1-3 es una descripción científica de la Creación a partir de la nada”

¡Ahá! Creencias religiosas sumadas a los quince euretes del ala por cada primo que pique y compre el libro. Por si quedan dudas, no hay más que visitar su blog y darse cuenta de que ni los científicos estamos a salvo del fundamentalismo religioso. (Sí, sí, sé que es una forma de darse publicidad y que yo he picado enlazando a su blog. Pero prefiero que gane audiencia si a cambio se destapa lo de este tipo).

Creo que no hay mucho más que añadir. Bueno, quizás sólo una cosa. Es vergonzoso que haya un solo individuo como este trabajando como profesor universitario, mientras muchos científicos estamos dejando de ser pre-parados para ser parados de pleno derecho. Es muy triste que un científico se dedique a estas magufadas que no hacen ningún bien a la ciencia, y más triste es aún que sea con dinero público. Personajes como este no merecen el puesto de trabajo que tienen. Y sin embargo, trabajan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De cabeza a la Edad Media, Pre-Parados somos todos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Y sin embargo trabajan

  1. José Muñoz dijo:

    Pues pre-párate, que ya ha salido a la luz el informe de la comisión de expertos para la reforma de universidades que se prevé para este año.

    http://www.mecd.gob.es/prensa-mecd/actualidad/2013/02/20130215-comision-expertos.html

    Deja tú que el artículo de marras no sea una estrategia más de la derecha mediática para ir abonando el campo, sembrar (más) el desprestigio de la ciencia y justificar el desmantelamiento de la universidad pública que se huele en el informe.

    Eso sí, de meterle mano al profesorado fijo que está ya dentro y va diciendo sandeces, como el caballerete al que te refieres en la entrada, no se dice nada de nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s